Acompáñanos!

Acompáñanos!
Escuche jueves y viernes "EL CRISTO DE GALILEA" a las 7.30 AM (Hora de México) por http://www.vozdepaz.mx o por http://www.quiereme1440.mx

miércoles, 18 de julio de 2007

ALGO SOBRE LA FE

LA FUENTE DE LA FE


La fe se origina en fuentes divina y humana.

Divina porque a través de la predicación de la palabra de Dios, el Espíritu Santo redarguye al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

Humana porque La fe es una capacidad innata que tiene el hombre, de creer, y que lo diferencia de los animales, a esa capacidad se ha llamado fe natural; pero esa fe puede ser orientada por la palabra de Dios, para que cobre vida y valor para salvación, cuando ese efecto de la palabra se produce en el hombre entonces se habla de fe salvadora.

PISTIS esta relacionado con PEITHO que significa persuadir, hacer creer, estar seguro. Este término se refiere a un razonamiento, o un discurso que induce un cambio de manera de pensar mediante la influencia de la razón o de consideraciones morales, y que conduce a alguien a creer lo que antes no creía, a estar seguro de lo que antes dudaba.

¿Y como creerán a aquel de quien no oyeron, y como oirán sin quien proclame? (Rom. 10:14)

La fe siempre tiene relación con lo oído, con la persuasión acerca de realidades que no se ven (el mundo espiritual y el futuro son cosas que no se ven; pero son reales); y no con lo visto o experimentado. Porque por fe andamos no por vista. (2cor. 5:7)

Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Romanos 10:16-17)

Por la forma en que se ha traducido por Reina-Valera, este texto se ha prestado para interpretaciones erróneas. La primera parte -Así que la fe es por el oír- es muy evidente; pero la segunda parte -y el oír por la palabra de Dios- por su traducción inadecuada hace pensar, que lo recibido como resultado de oír la palabra de Dios es la capacidad auditiva y por lo tanto no refleja en realidad lo que el texto griego pretende decir.

En este texto la palabra anuncio, es mensaje o predicación, y se traduce del término griego Akoe, igualmente el verbo oír se traduce del mismo termino griego, es decir Akoe. En el nuevo testamento Akoe puede denotar:

a) El sentido del oído.
b) El órgano del oído
c) Una cosa oída, un mensaje, predicación o enseñanza. De ahí “anuncio”.
d) La recepción de un mensaje, anuncio, predicación o enseñanza.

Así que la palabra que se traduce como “anuncio” es la misma que se traduce como oír, veámoslo de esta forma:

…Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro Akoe (anuncio)? Así que la fe es por el Akoe (oír), y el Akoe (oír), por la palabra de Dios.

Una mejor traducción podría ser:

Isaías dice: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? Así que la fe viene por medio de la predicación, y el mensaje que se oye es la palabra acerca de Cristo.

Reina Valera traduce “viene por la palabra de Dios”, pero en lugar de el termino Dios, en los manuscritos mas antiguos y diversos realmente aparece Cristo.

Es decir si oigo de Cristo, creeré en Cristo, lo que oiga, eso será el objeto de mi fe. No es que al oír “el anuncio” recibo la capacidad de creer como tal; esa capacidad es innata al hombre, lo que recibo es el objeto de la fe y no la fe en sí. Al oír la predicación acerca de Cristo, mi fe es reorientada hacia el objeto real de la fe: El señor Jesucristo. Por lo tanto los que no han oído el mensaje acerca de Jesús, no carecen de la FE en sí (la capacidad de creer, de confiar); sino que carecen de fe en Jesús. Y eso es lo que dice el texto bíblico que la fe en Cristo viene por medio de oír la predicación del evangelio. El texto viene hablando no de la fe como capacidad de creer, sino que habla de una fe especifica, la fe en Jesús y esta se recibe al oír su palabra.


Porque la escritura dice: Todo el que cree en Él no será avergonzado.
Porque no hay diferencia, ni de judío ni de griego; porque el mismo Señor de todos, es rico para todos los que lo invocan: porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.
¿Cómo, pues, invocaran a aquel en el cual no creyeron? ¿Y como creerán a aquel de quien no oyeron? ¿Y como oirán sin haber quien predique? (Rom. 10:11-14)

En cuanto a la fuente de la fe también se ha hecho una interpretación inadecuada del texto de Efesios 2:8-9

Porque por gracia habéis sido salvos por medio de la fe; y esto no es de vosotros, es el don de Dios; no por obras para que nadie se gloríe.

Algunos concluyen que la expresión “es el don de Dios” se refiere a la fe, lo cual no es así. Esta interpretación ha dado base para enseñar que Dios da fe a unos y a otros no, otros dicen: “yo me entrego la evangelio el día que Dios me de fe”. Esa interpretación implicaría una inconsistencia interna en Dios respecto a su Justicia, su gracia y su misericordia; pero Dios no quiere que ninguno se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento; por lo tanto en justicia y equidad ha dispensado a todos su gracia y misericordia, sin acepción de personas.

Porque la escritura dice: Todo el que cree en Él no será avergonzado.
Porque no hay diferencia, ni de judío ni de griego; porque el mismo Señor de todos, es rico para todos los que lo invocan: porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo. (Rom. 10:11-13)


Ya hemos dicho que la fe es connatural al ser humano, nacemos con la capacidad de creer, pero no nacemos creyendo en Jesús; por lo tanto, el ser humano necesita oír de Jesús para creer en el. El hombre no necesita recibir fe, pues ya la tiene, lo que necesita es oír la predicación de un Cristo que él no conoce, y como no lo conoce no puede creer en el, pero una vez oído el mensaje acerca de Cristo puede creer en él.

Un sencillo análisis gramatical del texto en cuestión, nos permitirá aclarar esta situación.

Te gar chariti este sesosmenoi dia pisteos; kai touto ouk ex humon, Theou to doron
Porque por gracia habéis sido salvos mediante fe; y esto no de vosotros, de Dios el don

“POR QUE POR GRACIA” es una razón explicativa de la gracia ya mencionada en el versículo 5.
“MEDIANTE LA FE” esta frase la añade al repetir lo que ha dicho en el versículo 5 para ponerlo mas claro.

Hasta aquí podemos decir que en la salvación “Gracia” es la parte de Dios, y la nuestra es la “fe”.

“Y ESTO” (Kai touto); Touto es un pronombre demostrativo que enuncia los objetos cercanos en segundo orden según su relación espacial. Hace referencia a lo precedente, no inmediato, sino en segundo orden, y su género es neutro.

“Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe, y ESTO…”

El texto habla en este orden de gracia (Charis), de salvación y de fe (pistis), sin embargo el centro temático que se discute es la salvación y la forma como se alcanza esta. La pregunta a responder sería: ¿El pronombre demostrativo ESTO a cual de los tres aspectos que se vienen mencionando se refiere?

Nótese que touto es neutro, y no se usa el femenino taute, por lo cual es claro que no se refiere a pistis (femenina), ni a charis palabra femenina también, sino que Touto hace referencia es al acto de ser salvos por la gracia, condicionado a la fe por nuestra parte. Así que en efesios 2:8, el don de Dios, no es la fe, ni la gracia, sino la salvación; Aquí el apóstol intenta mostrar que la salvación no tiene su fuente en los hombres, sino que proviene de Dios. Además es el don (regalo) de Dios y no resultado de nuestra obra.

Concluimos, entonces, que la fe tiene fuente divina por la obra de convicción que realiza el Espíritu Santo en el ser humano a través de la predicación del evangelio, y fuente humana porque es de los hombres el tener fe en Dios.

(extracto de un sermón sobre la fe de mi amigo y hermano David Hernández Pineda)

Generalidades de la Escatología Bíblica

NO DEJE DE LEERLO